¿Por qué el embajador chino le teme a Joshua Wong?

“El representante del Gobierno Chino en Chile me critica por haberme reunido en Hong Kong con el activista Joshua Wong, de 22 años. A Wong lo califica de “matón social”. A mí, en un tono inusual entre embajadores – pero que puede ser usual dentro del “partido único”- me conmina a concentrarme en mi distrito, no en la libertad en Hong Kong.
¿Por qué incomoda tanto Joshua Wong, qué ha hecho para enfadar tanto al régimen de Beijing?
Muchos temen que Joshua pudiese terminar siendo un “heredero de Tiananmén” – destino ominoso, primitivo, de muchos que en la historia reciente osaron clamar por Libertad. Yo, como un simple ciudadano chileno, creo no necesitar más explicación que ese temor para reunirme con el ciudadano Wong.
¿Por qué el Embajador califica a Joshua Wong de “matón social”?
¿Tal vez porque a los 15 años lideró un movimiento para defender la libertad de educación y oponerse a la asignatura obligatoria – una apología del comunismo y condena de la democracia occidental- con que Beijing quería reeducar a los hongkoneses?
¿Tal vez porque a los 18 años lideró el Movimiento de los Paraguas para que se cumpliera la promesa pendiente desde que China asumió el control de Hong Kong, de que en 2017 habría elecciones libres – cuestión que por lo demás hasta el día de hoy no ocurre?
¿Tal vez porque tras ser encarcelado y amenazado con una ley de extradición espuria para juzgarlo en Beijing, sólo fue liberado después de la marcha más multitudinaria de la historia de Hong Kong, a la cual asistieron más de dos millones de personas?
Invito al Embajador a acompañarme a mi distrito. Hay sindicatos libres, organizaciones sociales no alineadas con el gobierno, internet sin censura, libertad de enseñanza, partidos de oposición, libertad de prensa, diputados no nombrados por el partido único y, en general, un sistema político que, aprendiendo de sus errores, avanza en respeto a la libertad y la dignidad humana. Todo lo que el Embajador no va a encontrar en China y que seguramente desea erradicar por completo en Hong Kong. China podrá ser uno de los países más grandes del mundo, pero en materia de derechos humanos y democracia, es de los más pequeños.